La época del año entre el 1 de junio al 1 de noviembre, es de alto riesgo de incendios forestales debido a las elevadas temperaturas y a la sequía, cualquier chispa o llama puede ocasionar un desastre. La mayoría de estos incendios son ocasionados por el hombre por descuido, negligencia, y un alto porcentajes es producido intencionalmente, es por ello que tanto los habitantes como los turistas debemos tener en cuenta algunas medidas básicas para prevenirlos.

  1. No arrojar al suelo cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio.
  2. No encender fuego en el campo, ni para quemar rastrojos o pastos, ni para utilizar barbacoas o fogatas.
  3. Evitar fumar en el interior del bosque, si no puede evitarlo preste atención donde caen las cenizas y llévese la colilla.
  4. Si acampa hágalo en lugares autorizados.
  5. Nunca hacer fuego debajo de los árboles.
  6. La forma correcta de apagar las fogatas es con abundante agua, después hay que remover las cenizas para verificar que queden bien apagadas. También se debe echar agua a las piedras del fogón y alrededor de la fogata, el lugar de la fogata debe quedar frío.
  7. Deposita la basura y los restos forestales en los contenedores o vertederos habilitados, nunca se deshaga de ellos amontonándolos junto a la vivienda o quemándolos.
  8. En épocas de riesgo de incendios,  si desea acampar o caminar por la montaña es conveniente conocer bien el terreno, las vías de comunicación, caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad. Si vas a practicar senderismo, en especial en compañía de mayores y niños, procura no salirte de los circuitos señalizados.
  9. Las personas que se encuentren cerca de un incendio, deben intentar ir a un claro donde el fuego no les pueda alcanzar, tratando de alejarse por las zonas laterales del incendio y más desprovistas de vegetación; si circulan en coche deben cerrar las ventanillas e intentar dirigirse a una zona fuera de peligro.
  10. No ingrese automóviles o motocicletas en zonas donde hay matorrales secos. El contacto del tubo de escape con los matorrales puede generar un incendio.
  11. Comunica a las autoridades públicas los vertederos o puntos de vertidos ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos a ello.
  12. Si observa situaciones sospechosas que involucren pirómanos, denúncielos.

Si ves un incendio avisa lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062 teléfono de la Guardia Civil.

También hemos publicado un artículo que indica cómo actuar en caso de incendios forestales.

Publicado: 15 de Agosto de 2016