Las puertas cortafuegos pueden ser de metal, vidrio o madera, las más utilizadas son las metálicas abatibles, suelen estar fabricadas con dos chapas de acero y rellenas de material aislante en su interior.  Sirven para sectorizar un determinado recinto de fuego y evitar la propagación de este a través de ella y así garantizar la seguridad de edificaciones y personas.

Ignifugaciones Lotor se encarga de adaptar el estilo, forma y requerimiento técnico de su puerta ignífuga.

Click aquí para pedir información y precios*

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted